Make your own free website on Tripod.com

 

Información extraida del diario electrónico teletreceinternet ( canal 13 de Chile ) del 3 de Abril de 2002

 

Conmemoran los 20 años de la guerra de Las Malvinas

 

El Presidente de Argentina, Eduardo Duhalde, aseveró que "Las Malvinas son más nuestras que nunca" y que intentarán recobrarlas por medio de la diplomacia. El mandatario hizo estas declaraciones en el sur del país, lugar donde se reunieron varios ex combatientes, muchos de los cuales eran simples jóvenes cuando se desató el conflicto armado.
"Vamos a recuperarlas no con guerras, sino de la forma en que los argentinos debemos recuperar nuestras cosas, con trabajo, con fe, con paciencia y con perseverancia. Vamos a recuperarlas con la solidaridad y el apoyo de nuestras naciones hermanas, que desde hace mucho tiempo acompañan nuestros reclamos ante los organismos multilaterales", dijo Duhalde ante más de tres mil asistentes.
Además, el jefe de Estado arrojó a las aguas del canal de Beagle ofrendas florales en homenaje a los más de mil muertos durante la beligerancia.
En la ocasión también intervinó el timonel de la Federación de Veteranos de Guerra, Héctor Beiroa, quien reclamó una política estatal más activa para solucionar definitivamente los problemas de los ex combatientes, y que se "reivindique moral y espiritualmente a aquellos jóvenes que dieron su vida por esta causa nacional".


Abril de 1982
El 2 de abril de 1982 comenzó la guerra de Las Malvinas, conflicto bélico que enfrentó a Argentina y Gran Bretaña, contienda en que murieron cerca de mil soldados trasandinos, los que en su mayoría no superaban los 21 años de edad.
La invasión a las islas Falklands (inglés) fue planeada por la Junta Militar, encabezada por el general Leopoldo Galtieri, en momentos en que aumentaba el descontento popular por el deterioro de la situación económica y el conocimiento sobre las violaciones a los derechos humanos.
Pocos días después, la Primer Ministro inglesa, Margaret Thatcher, enviaba una flota militar de más de 60 buques, con miles de soldados a bordo y con la orden de recuperar todo el "territorio usurpado".
En plenas hostilidades, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y el Gobierno peruano intentaron negociar un acuerdo, pero las propuestas fueron rechazadas por ambas partes. Finalmente, los argentinos se rindieron el 14 de junio de 1982.
La derrota significó para Argentina el fin del régimen militar y el camino a la transición democrática, la que estuvo marcada por la desilusión juvenil y el crítico escenario económico que se extendió hasta la llegada de Carlos Menem a la presidencia en 1990.
En cambio a Gran Bretaña, la guerra le sirvió para reactivar su alicaída industria y elevar los niveles de popularidad de la "Dama de Hierro".
Ambas naciones en la actualidad mantienen relaciones diplomáticas, las cuales se reanudaron a principios de la década anterior.
2/4/2002