Make your own free website on Tripod.com

 

Información extraida de Ciudad Internet del 3 de Abril de 2002

 

Testimonio de un veterano de guerra.

A los 18 años, Adrián Campana fue fusilero de primera línea del puerto durante la Guerra de Malvinas, pasando 70 días en la isla y 3 como prisionero. Después volvió a Buenos Aires, se especializó en Kung Fu, arte marcial con la que salió siete veces campeón mundial. Actualmente, se desempeña como jefe del departamento de Deporte y Recreación de la Federación de Veteranos de Guerra.

"En este aniversario siento alegría y tristeza" expresa Campana desde la oficina "la primera, porque estamos unidos y hemos conseguido con esfuerzo muchas cosas como pensión, atención médica. Pero también camaradería, una cosa muy importante, porque nos ayudamos unos a otros. Y la segunda, porque no podemos compartirlo con los demás compañeros caídos en batalla. El tiempo te hace tener recuerdos buenos, porque juramos dar la vida por la Patria y muchos la dieron: su recuerdo y familiares nos dan fuerza para continuar".

Piensa un instante y agrega "nosotros no tenemos reclamo hacia la sociedad, sino agradecimientos, porque siempre nos apoyó. De hecho acercaban cartitas, abrigos para los soldados. El reproche pasa para los políticos: en Buenos Aires (a diferencia del sur) nos recibieron de noche y por la puerta de atrás. Durante nueve años y ocho meses nos querían tapar, en lugar de ser el orgullo éramos una carga, una derrota a olvidar. Pero se equivocaron: porque así nosotros nos unimos más, abrimos los ojos y ahora damos charlas en los colegios, luchamos por nuestros derechos, nuestra Argentina y las Malvinas, peleamos por recuperar la identidad".

Está casado con una mujer brasileña y sostiene que "desde afuera muchos creen que somos bravos, por el tema de los cacerolazos y demás, pero yo sin embargo, creo que en general fuimos demasiado pacientes". Y vuelve sobre el tema de la guerra "los veteranos queremos hacer lo posible para que la Argentina sea grande y fuerte como nos lo merecemos. Estamos desilusionados de los políticos desde que volvimos de la guerra, por eso somos un grupo independiente de todo partido y estamos sólo unidos al pueblo que nunca nos dio la espalda".

Finalmente, el veterano de guerra, expresa "somos 14 mil veteranos los que pisamos tierra malvinense (pero se incorporaron después otros, hasta alcanzar 22 mil), por ella murieron 649 argentinos, la mitad, aproximadamente, en el General Belgrano cuando navegaba dentro del área de exclusión: un crimen de guerra por el cual está abierta la causa contra Margaret Tatcher. ¿Si tenemos una cuenta pendiente? Y sí, seguir peleando por la Patria, recuperar las Islas y que alguna vez nuestros hijos o nietos puedan izar allí la bandera argentina".