Make your own free website on Tripod.com

 

Información extraida del diario La Voz del Interior del 2 de Mayo de 2002

 

Zona Centro

El pibe de Hernando que la guerra hizo héroe


Gustavo Herranz

ESPECIAL

Hernando. "Cuándo voy a volver no sé, pero tengo fe; la misma que deben tener ustedes. Tarde o temprano me van a tener que volver a aguantar como antes o más. Eso sí, no les voy a avisar cuando vaya, así tiene más emoción".

Las palabras pertenecen a Fabricio Carrascull, uno de los dos soldados de Hernando, clase 1962, caídos en la guerra de Malvinas. La frase forma parte de una carta que envió a sus padres, desde el sitio de combate, el 25 de mayo de 1982, tres días antes de su muerte. Esta carta, junto a testimonios de su familia, sus docentes, sus amigos, una semblanza de Hernando y el relato oficial sobre la forma en que murió Fabricio Carrascull aparecen en el libro titulado Malvinas: 20 años, 20 héroes.

El libro fue presentado la semana pasada en la Feria del Libro que se desarrolla en Buenos Aires. Fue escrito por distintos autores, a instancias del Ejército Argentino, como un homenaje a los que cayeron en esa guerra, hace 20 años.

A través de sus 364 páginas, el libro cuenta la vida de 20 combatientes, tomados como ejemplos. Hay militares de carrera de las tres fuerzas (Ejército, Armada y Fuerza Aérea) y también varios soldados conscriptos.

Entre los 20 "ejemplos" se citan tres cordobeses: además del hernandense Carrascull, figuran el también soldado Néstor Pizarro (Córdoba capital) y el cabo primero Juan Waudrik (de Río Cuarto).

Una acción heroica

Que Fabricio esté en ese libro se explica, sobre todo, por una acción heroica que tuvo en combate, en la batalla de Darwin. Los ingleses avanzaban sobre esa posición argentina, y cuando la situación era ya comprometida, el jefe del batallón nacional tomó la radio para reclamar apoyo aéreo y salvar el grupo, pero fue muerto antes de concretar esa acción. Su segundo intentó lo mismo, con idéntico final fatal. No quedaban militares en el grupo, y el soldado Carrascull avanzó hacia el puesto de la radio, logró finalmente tomar contacto y plantear la situación. Carrascull murió instantes después, por disparos ingleses. Pero su acción salvó buena parte del resto del batallón argentino.

El reconocimiento

"En mí se juntan sensaciones de emoción y tristeza. Y está el orgullo que siente uno como padre por lo que todos estos chicos hicieron en aquel lugar. Para nosotros, para los padres, fueron héroes siempre. Y eso se mezcla con el dolor que se siente", expresó a La Voz del Interior Isabel López, la mamá de Fabricio Carrascull, mientras hojeaba el libro recién aparecido.

En Malvinas: 20 años, 20 héroes, aparece un escrito preliminar cuyo autor es el actual jefe del Ejército Argentino, teniente general Ricardo Brinzoni, y el prólogo fue preparado por el analista político y especialista en temas militares, Rosendo Fraga. Los autores de las investigaciones sobre los 20 héroes seleccionados son varios escritores. En el caso de las 15 páginas dedicadas a Carrascull, la tarea le correspondió a Antonio Rodríguez Villar.

Cartas y testimonios

"No le den bola a las informaciones que no sean de Radio Nacional, tampoco a los diarios. No se preocupen que me encuentro en perfectas condiciones y lo único que molesta de vez en cuando son las bombas inglesas", señalaba en otro fragmento una carta de Fabricio a su familia, citada en el libro.

Víctor Hugo Carletti es un conscripto que había cursado la escuela primaria junto con Carrascull. No era muy amigo de él, pero sí de Horacio Giraudo, el otro soldado hernandense fallecido, también en combate. Carletti hizo con ellos el servicio militar en un regimiento de Chubut, y combatió también en Malvinas. Regresó con vida a Hernando y sumó su testimonio para este libro-homenaje.

"Un sub oficial fue quien me dio la noticia de la muerte de Fabricio, el 28 de mayo, en la batalla de Darwin. Nos había visto a los tres (a Fabricio, Horacio y a mí) conversar varias veces y sabía que éramos de Hernando. Me dijo primero que a Horacio lo habían herido con un tiro en la pelvis del lado derecho, que estaba muy mal y trataban de salvarlo. Como a las 6 de la tarde, antes que anocheciera, el suboficial me avisa que Horacio había muerto y que a Fabricio lo habían matado", agregó Carletti en el relato incluido en el texto.

"De la Nación Argentina al valor en combate"

La medalla se llama "De la Nación Argentina al valor en combate". Y Fabricio Carrascull la recibió, post mortem, por "participar en un contraataque nocturno destinado a posibilitar el repliegue de efectivos propios; al ser puestos fuera de combate su jefe de sección y su jefe de grupo por el fuego enemigo. Se hizo cargo del equipo de comunicaciones y continuó transmitiendo para dirigir el fuego de la propia artillería ofrendando su vida en esta acción".

Esto figura en el libro que editó el Ejército, a 20 años de aquella guerra.

Otros libros anteriores, como el del ex militar Mohamed Alí Seineldín, Malvinas, un sentimiento, también destacan el gesto heroico del soldado Carrascull.

© 2000, 2001, 2002 La Voz del Interior - Todos los derechos reservados