Make your own free website on Tripod.com

 

Información extraida del diario Clarin del 28 de Febrero de 2003

 

Documental sobre el hundimiento del Belgrano

Entretelones de la misión que parte mañana en busca del crucero General Belgrano

En apenas horas, las cámaras de la cadena televisiva saldrán en busca de un documental trascendental para la historia reciente de la Argentina. Los sobrevivientes de un conflicto aún no resuelto revivirán sus experiencias.


Será un documental que se verá en el mundo entero", tales los escuetos primeros comentarios que llegaron a la Cancillería argentina, hace un año, cuando todavía el embajador en Washington era Diego Guelar. Luego vinieron los detalles de una propuesta plagada de ribetes emotivos: se emprendería la búsqueda del crucero ARA General Belgrano y la National Geographic Society, la misma que venía con el ofrecimiento bajo el brazo, se encargaría de todo. O, para decirlo en otros términos, de todos los costos, de aportar la tecnología necesaria y de llevar hasta el sur argentino al personal especializado en la materia.

El hundimiento, acaecido durante la guerra de Malvinas (exactamente, el 2 de mayo de 1982), representa la mayor tragedia naval argentina. Con la baja de aquel buque, impactado por dos torpedos de un submarino británico, más de 300 argentinos perdieron la vida. Hoy, las heridas siguen abiertas. De todas formas, la iniciativa parecía contar con todo el prestigio, rigor y seriedad necesarios. Quien deseaba llevarla a cabo era ni más ni menos que la misma organización responsable del hallazgo del RMS Titanic, del Bismarck, del USS Yorktown y, más cercano en la historia, del PT109 de John F. Kennedy (http://news.nationalgeographic.com/news/2002/07/0709_020710_kennedyPT109.html).

Pasaron algunos meses desde aquel primer contacto en Washington y las instituciones involucradas para materializar aquella expedición fueron interviniendo. Cancillería, Defensa y Armada Argentina fueron los principales artífices de la autorización legal necesaria, que no se agotaría en el permiso jurídico para sumergirse en aguas argentinas. La Armada Argentina (www.ara.mil.ar) intervendrá en la cruzada. De su mano participarán los veteranos de guerra y los familiares de las víctimas del hundimiento (muchos de ellos, incluso, formarán parte de la expedición)

Así, la fuerza intervendrá activamente velando el estricto cumplimiento de la Ley 25.546 (http://infoleg.mecon.gov.ar/txtnorma/71524.htm ), normativa que declaró lugar histórico nacional y tumba de guerra al área donde se encuentran los restos del buque Crucero A.R.A. General Belgrano. La colaboración de la Armada, especialmente abocada a un asesoramiento histórico y técnico, será la ayuda necesaria para que la NGS pueda dar con el buque que reposa, supone la NGS, a 4200 metros de profundidad y a 100 millas náuticas de la costa argentina.

Con los datos técnicos aportados por la Armada, la NGS deberá hacer el resto. Para ello la organización alquiló un barco que cuenta con un sonar de alta tecnología y con un vehículo sumergible (similar a un pequeño submarino) que se maneja a control remoto y que lleva consigo cámaras y otros dispositivos de recolección de datos. La NGS intentará rescatar algún elemento del buque, que la Armada destinará al Museo Naval, y llevará hasta las profundidades en las que se encuentre el Belgrano una placa grabada con el nombre de los 323 efectivos muertos. Materializando, de este modo, la tumba de guerra y sepultura de honor.

Mientras falta tan poco para comenzar con la expedición, la NGS es optimista pero prefiere la cautela antes que la promoción. La apuesta es fuerte y el destino, en rigor de verdad, incierto. La ubicación que se maneja del Belgrano no deja de ser aproximativa y el éxito de la operación dista de estar asegurado. De todas formas, se produzca o no el ansiado hallazgo, la expedición será totalmente filmada para un futuro documental que se vería en mayo por la National Geographic Channel en el mundo entero. Con final abierto, sin un guión definitivo y con los veteranos de guerra ingleses y argentinos participando de la expedición, mañana comenzará el esperado rodaje.

 

Copyright 1996-2003 Clarín.com - All rights reserved | Directora Ernestina Herrera de Noble
Normas de confidencialidad y privacidad